Cultura

susi-delatorre Por Susi DelaTorre

30 de enero de 2013

RELATOS A ESCENA: Caudal de emociones.

RELATOS A ESCENA: Caudal de emociones.

El jazz acompañó. La tristeza y la gravedad de una música mantuvieron el hechizo. Los Relatos de Susi DelaTorre a escena en Cabiria. Vigo.

Ver todas las noticias de Cultura

“Todo podía haber salido mal, pero… ¡todo fue realmente BIEN! Estoy contento de veras, es justo lo que a mí me gusta: aunar distintas artes para que la creación posea profundidad y forma…” Decía  Álex Lorenzo, músico, compositor y arreglista del peso musical.

Sí, el sentimiento era general, todos sonreíamos a pesar que yo repetía una y otra vez, igual que un mantra: “Somos un equipo y eso es lo que sucede cuando se usan la constancia y las ganas de alcanzar calidad en lo creado.” Me dieron la razón y continuamos celebrándolo.

 

RELATOS A ESCENA: Caudal de emociones.

 Los chicos de la banda

 

Comenzó la actuación a las diez y media de la noche, en el CABIRIA BAR, ya empapelado desde hacía una semana de carteles que nos anunciaba. Se llenara con gente conocida y desconocida, un misterio atribuible a la reseña del periódico local Faro de Vigo, por el periodista Fernando Franco. También constábamos en el apartado de Agenda, junto con diversos acontecimientos, exposiciones y conciertos. Pero lo nuestro era diferente. Prometíamos buena música, teatro y puesta en escena. Así vinieron. Entrada libre y gratuita, que significaba una bienvenida añadida, un abrazo y agradecimiento a quienes se acercaran.

¡Y se llenó!

 

 RELATOS A ESCENA: Caudal de emociones.

 

Habíamos diseñado la estructura del acto en tres partes bien diferenciadas. Cada una de ellas correspondía a un relato diferente y con universo propio. El primero, de título “RECTILÍNEOS ALFILERES”, y el actor que tomó la responsabilidad, vestido de mendigo y con una molesta lentilla que simulaba una afección visual, Sergio Llauger González hacía horas que aceptara los nervios. Así rezaba en el folleto de la programación: 

 

“Instantánea de un personaje que, a través de su diálogo interior, nos muestra su visión de una sociedad que lo aparta y lo margina. Su experiencia vital lo apuntala para lograr un objetivo por el que estará dispuesto hacia la más absoluta valentía.”

 

El jazz acompañó. La tristeza y la gravedad de una música mantuvieron el hechizo.

 

Celia Veiga Pérez, la actriz de “FLEMA DECORADA”, se enfundara en lazos y delantal rojo y blanco. Tomó las riendas de un retrato ciertamente difícil y extenso.

RELATOS A ESCENA: Caudal de emociones.

Celia Veiga Pérez

 

“Retrato de una mujer que, sin duda, no es lo que parece. Ella abrirá un resquicio cada vez más ancho por el que vislumbrar sus verdaderos sentimientos, junto a una extraña forma de justicia…”

El escenario portátil sufriera varios giros y fue en el último componente en fichar. Se hizo de rogar. Estuve agazapada tras un biombo supuestamente para servir de apuntador de algún posible olvido que no se produjo. Desde allí veía y escuchaba, como si fuera la primera vez la magnífica voz de Alicia González, que junto al resto de músicos tapizó el ambiente con semblanzas de años pasados. Nos acordamos de las grandes vocalistas que adoraron décadas doradas, un viaje en el tiempo.

 

La vocalista Alicia González

La vocalista Alicia González

 

El tercer acto teatralizado estuvo repleto de sueños coloridos y chorretes de amargor. Su título fue “EMBORRONANDO FORZUDOS”.

 

“El hombre forzudo me odia – dice el protagonista, mientras la música del circo le apremia. Descubramos a través de sus pensamientos y gestualidad el verdadero poder que impregna su maquillaje de payaso.”

 

 RELATOS A ESCENA: Caudal de emociones.

 

Metamorfosis de lo escrito, repetido, ensayado. Nunca más cierto. Eres lo que te forjas día a día. Un mensaje esperanzador para estos tiempos inciertos.

Rompieron en aplausos.

Una gran noche que no olvidaremos ninguno de nosotros, a la que diseccionaremos listados para mejorar, crecer y continuar.

Gracias a todos por asistir y al equipo por dar vida a unos personajes creados con letras, dándoles mirada, gestos, voz y contexto. ¡Mil gracias!

 

Actores: Celia Veiga Pérez y Sergio Llauger González.

Música. Voz: Alicia González, Composición y adaptación: Álex Lorenzo. Batería: Chus Pazos. Piano y saxo: Édgar Vero. Contrabajo y acordeón: Álex Lorenzo. Trompeta: Franky Valencia.

Escenario, fotografía y tramoya: Vicente Otero Álvarez.

Se representó en CABIRIA, Alfonso XIII. Vigo

 

 

 

Publicidad

Publicidad