Cultura

luis-delroto-laorga Por Luis DelRoto

28 de junio de 2012

MARLEY: definitivamente El Documental.

MARLEY: definitivamente El Documental.

Luis DelRoto: Un buen ejercicio de venta, optimismo y mito

Ver todas las noticias de Cultura

“Lo bueno de la música es que cuando te golpea no sientes dolor”

Bob Marley

 

El éxodo interior e individual de un hombre llamado Bob Marley trasciende a la humanidad a través de sus canciones. La música, su manera de vivirla, su palabra, nos transportan en esta película documental al origen mismo de la esencia de la comunicación intergeneracional. Existe la comunión espiritual y también existe todo aquello que la crea y la rodea. Recorres los 36 años de vida del profeta rasta y ves sangre, engaños, hermanos, reggae, mujeres, hijos y más hijos, vitalidad orgánica y enfermedad terminal. El humo se disuelve y queda la voz en mensajes válidos para cualquier época de nuestro tiempo.

 

La sinopsis que incluye el aditivo promocional que nos entregan_ de cartón-plástico tamaño folio y a 4 caras_ muy cuidado, en brillo, con un póster del protagonista y una bolsa con dos semillas para uso y disfrute voluntario dice lo siguiente:

 

“Kevin Macdonald unió sus fuerzas a las de la familia Marley, Chris Blackwell y Steve Bing para dirigir lo que será la película autorizada definitiva sobre la vida, el legado y el impacto mundial de uno de los cantantes, compositores, músicos y activistas más influyentes de la historia: Bob Marley. MARLEY es la primera película en la que la familia de Bob ha autorizado el uso de su material privado sobre el cantante.”

 

Un buen ejercicio de venta, optimismo y mito. Algo parecido a la esencia de la cinta. Y es cierto que ciertas imágenes, en los últimos días Marley y su “inagotable” energía impactan, al igual que las declaraciones de dos de sus hijos donde aprecias el lado puramente humano de esta gran estrella.

 

La espiritualidad y lo intangible fluyen presentes en las 2 horas y pico que uno, en la butaca del cine, puede disfrutar a medias. Como si de un gran cuadro en una exposición privada se tratara. Desde fuera. Un ejemplo es la llegada a Kingston de El Rey de Reyes, o Rey de Etiopía simplemente, germen mesiánico Hailè Selassiè del movimiento religioso rastafari (esclavos, emigrantes, nuevas tierras: la historia se repite). Es aclamado por miles de personas en un ambiente de júbilo y ceremonia. Unos años más tarde Bob Marley repite la jugada de su líder casi idéntica, aunque él no vuelve a meterse en el avión, importa más la gente.

 

Kevin Macdonald y su equipo hacen un trabajo impecable de documentación desde Santa Ana (población natal de Bob), Trench Town, Londres, Alemania, hasta la actualidad y sus supervivientes en una realización cíclica que envuelve por momentos y por momentos desubica. Un placer en todo caso para cualquier amante de la historia de la música y sus caras b.

 

Al fin y al cabo más vale escuchar y aprender que hablar más de la cuenta y perderse. Así dicen que era Bob Marley. Amén. 

 

 

Publicidad

Publicidad