Cultura

nacho-cabana Por Nacho Cabana

08 de octubre de 2012

Sitges 2012. El cuerpo de Oriol Paulo y una hoja de ruta para no perderse

Sitges 2012. El cuerpo de Oriol Paulo y una hoja de ruta para no perderse

Nacho Cabana: Mi hoja de ruta personal tiene como objetivo, y los que leyeron mis crónicas años pasados lo saben, es encontrar las películas más enfermas, oscuras y perturbadoras

Ver todas las noticias de Cultura

 

Un día tiene 24 horas. Cada hora, 60 minutos. El Festival Internacional de Cinema Fantastic de Sitges se prolonga durante 10 días. Es decir, 14.400 minutos. Suponiendo que 100 minutos es la duración media de cada uno de los 250 largometrajes que se están exhibiendo desde el 4 al 14 de Octubre y que (molestas y perturbadoras) necesidades fisiológicas como comer y dormir son suprimidas gracias a la química, a un freaki extremo le daría tiempo a ver nada más que 144 películas. Es decir, se perdería más de 100.

 

Este enfermizo cálculo exige, obviamente, que cada espectador, crítico o fanático dedique unos minutos de su valioso tiempo a preparar una hoja de ruta. Qué películas o qué subgenéros dentro del fantástico quiere ver para poder dormir y comer sin miedo a convertirse en un adicto a los fármacos.

 

Mi hoja de ruta personal tiene como objetivo (y los que leyeron mis crónicas años pasados en Culturamas y Kane 3, lo saben) encontrar las películas más enfermas, oscuras y perturbadoras. Así que ahí van:

 

SeasoningHouse-Main

The seasoning house de Paul Hyett

 

 

 Excision de Richard Bates Jr.

Excision de Richard Bates Jr.

 

 

American Mary de Jen i Sylvia Soska

American Mary de Jen i Sylvia Soska

 

 

The truth of lie de Roland Reber

 The truth of lie de Roland Reber

 

 

Compliance de Craig Zobel

Compliance de Craig Zobel

 

 

The ABC´s of death de 24

 The ABC´s of death de 24 directores diferentes, uno por cada letra del alfabeto.  

 

Se puede hacer lo mismo con el cine oriental, los preestrenos, el cine de animación, los documentales… Pero cualquier hoja de ruta empezará obligatoriamente en la proyección que se hizo el jueves en el Auditori de la ópera prima de Oriol Paulo. El cuerpo sigue al pie de la letra la máxima de Frank Capra “quemen las dos primeras bobinas”. Es decir, no pierde ni un minuto en presentar personajes, no espera hasta el primer punto de giro para enganchar al espectador con un suceso inesperado. Paulo comienza in media res y apuesta por una historia llena de giros y sorpresas que se desarrolla en muy pocos escenarios y que en ocasiones utiliza unos fallos de guión que luego resultan no serlo para montar una estrategia narrativa coherente y casi siempre entretenida. Paulo apuesta por la descontextualización espacial para hacer un producto que no se resienta de una falta de credibilidad que tiene más que ver con los prejuicios del espectador acerca de lo que puede o no suceder en nuestro país que con la coherencia interna del relato (volveremos sobre este tema al hablar de Invasor de Daniel Calparsoro) Hugo Silva está muy bien, Beatriz Rueda compone un personaje manipulador a pesar de lo breve de sus muchas apariciones y Coronado se esfuerza en resultar creíble a pesar del horrible peinado que luce (en realidad, el estilismo de todos los policías es manifiestamente mejorable)

 

El cuerpo, ópera prima de Oriol Paulo

 

Con El cuerpo, la empresa Rodar y Rodar continúa la línea iniciada con El orfanato y Los ojos de Julia. Cine de género con personajes de verdad y una muy cuidada producción. Aunque inferior a los dos éxitos anteriores, a sus productores no les ha pasado lo que a otras compañías que por querer repetir un éxito se apresuran a dar luz verde a guiones que piden a gritos más versiones.

 

Miss Lovely Ashim Ahluwalia

 

También hemos visto Miss Lovely Ashim Ahluwalia que toca en clave de ficción un tema que hubiera merecido un documental: los aspectos más oscuros del cine de Bollywood. Es decir, la producción de un cine gore y soft porn que a veces bordea el ridículo y otras el porno duro. Interesante en tanto en cuanto no tiene nada que ver con la imagen de Bollywood que tenemos en España y porque hay abundantes localizaciones con innegable interés para los que amamos el turismo urbano, se resiente de un hilo argumental inferior al tema tratado, tiene bajones de ritmo y no se acaban de entender lo suficientemente bien algunos giros. Además, no queda claro en qué época se desarrolla la película y nos faltan datos que se supone conocerán bien el público hindú. ¿Está prohibido el porno en India?

 

 

*Nacho Cabana es guionista de cine y televisión y ha participado en las series “Colegio Mayor”, “Médico de Familia”, “Compañeros”, “Policías en el corazón de la calle” al tiempo que gano el Premio Ciudad de Irún dos veces en diez años en 1993 por el cuento “Los que comen sopa” y en 2003 por la novela “Momentos Robados” y escribo los guiones de los largometrajes No debes estar aquí (2002), dirigido por Jacobo Rispa y Proyecto dos (2008), dirigido por Guillermo Groizard.

 

 

 

 

Publicidad

Publicidad