Cultura

joseluismunoz Por Luis Muñoz Diez

01 de noviembre de 2012

Vulnerables (2012), de Miguel Cruz. Entrevista al equipo

Vulnerables (2012), de Miguel Cruz. Entrevista al equipo

Luis Muñoz Díez habla con Paula Echevarría, Joaquín Peles y Miguel Cruz, protagonistas y director de la película Vulnerables (2012)

Ver todas las noticias de Cultura

  

Vulnerables (2012) de Miguel Cruz es la ópera prima de un director de éxito en televisión como ejemplo Aida-, para su debut ha elegido un thriller ambientado en un caserón de la Mancha. Sus protagonistas son tres: Carla, Paula Echevarría, una mujer de éxito y autosuficiente, hasta el extremo de decidir tener un hijo sin necesidad de un padre para él. Las cosas se complican cuando naces su hija prematura, y le aconsejan que saque a la niña de la ciudad. Se traslada a una finca propiedad de su familia, donde vive el hijo del guardés de toda la vida, Marcial, Joaquín Perles, acompañado de un niño, Álvaro Daguerre. Como en toda película de suspense en esa finca ocurrirán cosas, pero eso ya no lo puedo contar, lo que sí que he podido es hablar con su director, Miguel Cruz, la estrella mediática Paula Echevarría y Jaime Perles, para mí una autentica revelación de actor al que le deseo una larga y prospera carrera, porque lo merece.

 

Paula Echevarría ©Joaquín Fernández Vulnerables (2012) de Miguel Cruz   

Paula Echevarría nos habla de Carla

  

¿Paula, qué te interesó de Vulnerables y de Carla?

La película me interesó desde el primer momento, y más cuando hablé con Miguel y me dijo que el guión estaba compuesto de fragmentos de historias reales que había conocido a través de amigos y de gente, él las unió y de ahí se inspiró para crear la historia, y Miguel desde un principio pensó en mí para que fuera Carla. También tenía una ventaja añadida, aunque era una "ópera prima" de Miguel conocía su trabajo en televisión. No había trabajado con él, pero le seguía y ya había hecho cosas importantes.

 

¿Quién es Carla?

El personaje de Carla es muy complejo y con mucho peso. Está en el noventa y ocho por ciento de los planos de la película, y eso es un reto para cualquier actriz. Es un personaje con mucho arco, y va pasando de ser una tía que aparenta ser tan fuerte, tan decidida, tan autosuficiente y después del nacimiento de su hija, cuando se instala en la finca, pasa a ser una mujer vulnerable con muchos miedos, hasta llegar al punto que llega. Un personaje como el de Carla  es un reto maravilloso, es poder medir hasta dónde puedo llegar.

 

¿Cúal sería el mayor reto para Paula como actriz?

Me encantaría trabajar con Tim Burton, yo me volvería loca interpretando a un personaje de Tim Burton, de esos llenos de costuras, uno de esos, mi personaje favorito es Eduardo manos tijeras.   

 

Volviendo a Vulnerables, ¿qué nos oculta Carla?

Carla no oculta nada. Ella cree firmemente en lo que hace y dice. Lo que sí que es cierto es que está haciendo creer al espectador algo que no tiene que ver con la realidad. Pero ocultar, no oculta nada, porque ella se lo cree y es lo que hace que se cree una confusión.

 

El principio de la vulnerabilidad de Carla es el nacimiento de su hija.

Sí, Carla llega a ese estado de miedos y vulnerabilidad cuando nace su hija. Así somos las madres, cuando eres madre primeriza te puedes levantar varias veces por la noche para ver si respira tu hijo, y ese miedo te hace vulnerable, yo cada vez que tosía mi hija pensaba que se iba a ahogar.

 

Pero no creo que Paula madre se comporte como Carla.

El nacimiento de mi hija fue distinto, ni fue prematura ni tenía ningún problema. En Carla, esa vulnerabilidad parte y se desata por la enfermedad de su hija. Y yo lo entiendo, te podría decir que si mi hija tenía mocos yo ya estaba sufriendo, que si catarro, que si la fiebre. En el fondo, todos somos así, pero el caso de Carla está llevado a un grado superior. Si no has pasado antes por la experiencia de ser madre no puedes llegar a entender los miedos y lo vulnerable que te puede hacer tener un hijo.

 

Al volver a la finca para Carla se hace más patente la muerte de sus padres, su orfandad, ¿vuelven  sus fantasmas de pasado?

Carla no tiene fantasmas del pasado, más bien se los que va creando en el presente y en el futuro.

 

¿Qué será de Carla en la secuencia siguiente a la última que ha rodado Miguel Cruz?

Lo que será de Carla es ya producto de la imaginación de quien ve la película, aunque es fácil de imaginar con la que acaba de liar.

 

 Vulnerables (2012) Paula Echevarría y Joquín Perles ©Joaquín Fernández

Joaquín Perles es Marcial y Álvaro Daguerre su hijo

 

Con Joaquín Perles está Álvaro Daguerre, el tercer protagonista de Vulnerables, afortunadamente es un niño que nada tiene que ver con el personaje de la película, y como tal le cuesta contestar. Le pregunto que cómo es su personaje y me contesta muy bien: "Mi personaje, al principio, es bueno como una flor y después es malo, malísimo"

 

Joaquín, te pareces mucho a Miguel Cruz, el director, y cuando he hablado con él me ha dicho que quería un personaje que fuera atractivo, que transmitiera seguridad.

Pues será que Miguel se ve atractivo y por eso me ha elegido a mí -nos reímos ante su comentario y continúa-  Sí, lo de el parecido nos lo dicen contantemente.

 

En la película haces de Marcial, un hombre pegado a la tierra. No vamos a desvelar nada del argumento pero, ¿qué sabe Marcial?

Marcial lo sabe todo o por lo menos él cree saberlo todo. Lo que sí que tiene es un deseo o un impulso de protección paterno. Marcial cierra filas para defender a su hijo. No es que esté cegado, lo que pasa es que tiene un enorme amor por su hijo. Él piensa que la vida no es fácil; ni ha sido fácil para él, ni lo ha sido para su padre, ni lo será para su hijo. Yo para trabajar el personaje fui mucho a Argamasilla, que es donde está rodada la película, y hay un carácter de la tierra, como de mucha protección. Yo encaucé el personaje un poco así, porque como es una familia que tiene su propio mundo, viven aislados para proteger al niño de sí mismo y del rechazo de los demás.

 

Marcial siente una especie de omnipotencia, y se siente responsable de todo lo que haga o no haga el niño.

Más que una omnipotencia yo creo que lo que siente Marcial es una gran responsabilidad, también en consonancia con el título de la película: Vulnerabilidad. Marcial siente al niño vulnerable, él mismo se siente vulnerable. Lo que sí que tiene el carácter de Marcial es mucha capacidad de aguante. Es una capacidad de no rendirse nunca, y eso también lo hemos enfocado así y lo da esa tierra, son menos urbanitas, menos de quejarse. No hay espacio para quejarse, las cosas son como son, y se afrontan y se aguantan. Pero internamente los personajes son vulnerables, de hecho el título es en plural y es intencionadamente en plural. Tanto el personaje de Paula, el de Álvaro y el mío, los tres son vulnerables.

 

Marcial es un estereotipo masculino de hombre de la tierra, que se le pide que soporte todo sin quejarse de nada. Un sentimiento masculino muy arraigado en el que se podía decir muy poco de lo que sentían. El padre de Marcial no contesta cuando le hablan y a mí me ha parecido normal, porque hay muchos hombres viejos de campo así, que como mucho se permiten un gesto.

Sí, totalmente, Marcial es hijo de su padre, nunca mejor dicho, y aunque así lo planteamos la intención de Miguel era mantener un equilibrio. No podíamos plantear un personaje rural autista, que no se comunicara, porque existía la relación con el niño y con Carla. Cuando llega a la finca Carla tenía que haber puentes de conexión. Pero ese carácter masculino, ese carácter de solidez, ese estereotipo, sí está y es intencionadamente y está marcado para que sea un elemento que haga que el personaje de Paula en algún momento pueda sentirse atraída o pueda sentir una conexión, porque Marcial tiene mucho de protector, y aunque sea igual de vulnerable por edad y por fuerza es el pilar, es el más fuerte.

 

Eso está bien marcado en el guión, porque Carla tiene que tener alguna razón para confiar y quedarse en la finca. Es una vuelta a la tierra, vuelve al medio natural de sus padres y la mujer independiente que vive en Madrid se difumina.

Carla  es una mejer independiente, pero en otro entorno, y al verse allí sola y en esa situación también es nuevo para ella. Ese apoyo tiene que estar muy marcado. Estoy muy contento con Marcial. Cuando leí el guión le dije a Miguel: “aquí tienes algo importante”, pero después ha ido crecido con un trabajo en común con los compañeros. Se ha enriquecido mucho con ese submundo que hay en estos sitios, porque como tú decías hay pocas palabras y mucho que  que contar.

 

¿Cuál es el lado oscuro de Marcial?, porque en toda la película se transmite que tiene algo de negativo, que oculta algo. Al final es un personaje vulnerable, pero al principio es un personaje totalmente oscuro.

La parte de oscuridad es lo que hablábamos antes y es la imposibilidad de expresar sus  emociones, y una de las cosas que también siente Marcial es amenaza y hay miedo.  No sabe después de tantos años porque vuelve Carla, ni para que vuelve, ni que pretende. Él lo sabe todo y teme la reacción de Carla ante el niño. Es un sentimiento encontrado. Vive en un mundo particular, en que no se relaciona más que con un padre, que no habla, y con su hijo. Están solos y aparece de repente Carla y Marcial está dividido, teme que Carla y él choquen, y esa es la vulnerabilidad y su parte oscura. Tiene miedo que destruya su mundo, teme que se venga abajo.

 

Vulnerables (2012)  Gonzalez, Cruz, Echevarría, Peles y el niño Daguerre ©Joaquín Fernández

  

Miguel Cruz nos habla de su "Ópera prima" Vulnerables

 

La película es una vuelta a la tierra

La película parte de una realidad: la de una familia de Madrid que tiene la finca pero no va y el hombre que cuida esa tierra y su hijo que la sienten de su propiedad, y entonces llega esta tipa y ocupa lo que creía que era suyo. Nada de lo que ocurre en Vulnerables le pasó a nadie, pero parte de algo cierto que le da una vida a la historia. Y jugar con el cliché de la casa encantada, y que la casa encantada no sea la mansión de los Adams, sino que sea una finca Manchega que te puedas plantear ponerla en marcha otra vez, aporta mucho a la película y enriquece un poco el género principal que podría ser el thriller o película de suspense.

 

La finca la conocías, te sabias los encuadres.

Sí, es la finca es de unos amigos y me sabía los ruidos, incluso los ululares. En la finca nunca ha pasado nada extraño, pero dan miedo los espacios, los rincones. Te quedas allí y tienes que cruzar ese patio por la noche y pasas miedo. La oscuridad de ese patio es un elemento narrativo potentísimo. Si ya la misma localización, sin apenas atrezar, te genera esa inquietud es algo que te anima a utilizarla.

 

Están muy marcados los roles, ella es una mujer muy independiente que no ha necesitado ni padre para tener un hijo. En cambio al volver al campo acaba aferrándose a un hombre que es un autentico estereotipo masculino, con la parte más oscura de lo masculino, casi tenebroso.

Sí, está narrado el viaje de esta chica independiente que en el momento que le empiezan a presionar se agarra a cosas muy básicas, yo creo que el personaje de Joaquín está muy bien tratado para recrear y ser realista. Es un tipo que encaja donde tiene que estar, pero tiene un atractivo y es un hombre muy paternal que cuida de su niño. Y eso es lo que se encuentra Paula y de repente le descabala, ¿no?, y se sorprende a sí misma porque le atrae Joaquín, quiere reflotar la finca y todo de una manera tan básica, porque tampoco es una historia de violines. Es una historia en la que de repente siente que quiere abrazar a este señor y se dice: si lo hago no me puede pasar nada malo. Se siente protegida

 

Le consigue dar ese punto de seguridad.

Y es muy importante la paternidad de Marcial. El ver que es un tipo muy paternal con su hijo. Y eso ella lo respeta muchísimo, porque hemos marcado que el personaje de Carla no tiene padre. Ella es huérfana y cuando llega a la finca se encuentra a un señor que poco menos que ha condenado su vida a vivir allí por tener al niño controlado, porque el niño tiene sus problemas. Marcial vive por su hijo y es un personaje poco contado y muy construido. Al crear al personaje contamos con un tipo que ha tenido ciertos estudios a partir del padre guardés, cuando la finca era boyante pudiera haber estudiado.

 

Es un hombre que ha renunciado a muchas cosas.

Sí, al morir el padre de esta chica la finca se va a pique. El padre enferma, el niño se le muere y la mujer, sin saber bien las circunstancias.

 

¿Qué parte de la historia no nos has contado?

¿Que qué no he contado? No sé, la madre del niño ha muerto y no os he contado cómo sucedió, pero lo bonito de la película es lo que el espectador aporte. Es una peli que cuando la ves tú aportas, aportas un cincuenta y yo aporto otro cincuenta. Y por eso el final funciona tan bien, porque yo he ido involucrándome en esto y le he ido aportando y luego me lo creo, porque lo más difícil de la película, al margen de ver si va por aquí o va por allá, es que te plantea un final que no cuadra con lo que uno pensaba y el gran riesgo es que te lo creas.

 

Porque nos engañas cuando ella entra en internet y encuentra la teoría del otro yo maligno, y das pie a la idea de que el niño se desdoblara y se apareciera.

Esos son componentes para crear un poco la paranoia de Carla, y al final que pasa, que la película no es tan thriller como la tenía concebida y ha resultado una película más rica en personajes y en situaciones que se han creado allí en el set, que a lo mejor es esa parte más "fantástica". Toda esa parte fantástica está en el clímax de la película. En el cine consientes que te engañen si consiguen tenerte interesado durante noventa minutos.

 

¿Has tenido alguna película como referente?

Sí, tengo una película de referente, que es Resplandor de Kubrick, en la que me he basado mucho, porque su temática va en torno a problemas psicológicos. El sexto sentido y un poquito del Orfanato, de esta tradición española de jugar con una historia sobrenatural y enriquecerla pero sin ir al género, porque no es una peli de terror.

 

Le has dado un final totalmente naturalista, te has sacudido la ciencia ficción

Totalmente, la película es naturalista desde el principio. En la película, con tan poquitas cosas, tan poquitos personajes, tan poquitos decorados, lo que está tan bien construido es como te va llevando una cosa a otra cosa, que normalmente pone el espectador, porque yo se lo cuento así y el espectador recoge lo que quiere, y el final de la película es distinto para mucha gente.

 

El final está cerrado

Para mí el final está cerrado, pero es lo que ocurre en toda la película: cada uno hace su propia interpretación. Y eso es lo que genera a la salida del cine una charla, y no porque no me lo hayan contado bien, sino porque yo interpreto algo diferente que el otro y eso es positivo, y más para ser una película con un final durete, tampoco te deja mal cuerpo, porque en el fondo todo ha sido un juego.

 

Vulnerables (2012) Joaquin Perles Luis Muñoz Diez y Miguel Cruz ©Joaquín Fernández

 

 

La suerte está echada y espero que para Miguel Cruz la experiencia de Vulnerables sea el primer escalón de una alta escalera. Las mieles del éxito, por su experiencia  televisión, ya las ha probado.

 

Vulnerables (2012) de Miguel Cruz, se estrenó en España el 31 de octubre de 2012

 

Publicidad

Publicidad