Cultura

alberto-quintanilla Por Alberto Quintanilla

28 de enero de 2013

La joya oculta de Kubrick, 'Fear and Desire'

La joya oculta de Kubrick, 'Fear and Desire'

Alberto Quintanilla: Fear and Desire es fallida pero valiente y tiene cosas realmente interesantes como ese juego dual entre personajes (indefinición real de los buenos y los malos) que interpretan Kenneth Harp y Stephen Coit.

Ver todas las noticias de Cultura

 

Domingo 27 de enero, a las 22 horas. Esta fecha queda ya marcada por histórica. Es el día en que el canal TCM estrenaba en España la ópera prima inédita de Stanley Kubrick:  Fear and Desire. Un grupo de periodistas pudimos verla en una pantalla de cine varios días atrás, con las expectativas más o menos altas ante lo que siempre se ha considerado "una película maldita". El propio Kubrick renegaba de ella porque la consideraba demasiado amateur pero fue algo duro consigo mismo. Aún con limitaciones, Fear and Desire es muy superior a cientos de debuts de realizadores de la historia del cine e indispensable para fans del cineasta.


Tras unos cuantos cortometrajes sobre el mundo del boxeo, la filmografía de Kubrick no comienza con El beso del asesino, como muchos piensan, sino con esta Fear and Desire, gran desconocida. Aunque la película adolece de un ritmo adecuado y hay limitaciones técnicas (como esas cortinillas simples que molestan), en cierto modo la película no está tan mal. Es más, anticipa muchas de las virtudes que Kubrick desarrollaría años después. Contiene algunas secuencias de tensión y pequeños diálogos que rayan lo absurdo pero a la vez tienen toques inteligentes. Muchos planos son cerrados, enfocando premeditadamente los rostros de los personajes para lograr expresividad.

 

La joya oculta de Kubrick, 'Fear and Desire'

 

El argumento es sencillo. Cuatro soldados, atrapados en territorio enemigo, tratarán de cruzar un río para escapar de la zona. Para ello deben construir una balsa y mantener la concordia entre ellos. La aparición de una chica y la visión de un cuartel enemigo complican más las cosas.

 

Fear and Desire es fallida pero valiente y tiene cosas realmente interesantes como ese juego dual entre personajes (indefinición real de los buenos y los malos) que interpretan Kenneth Harp y Stephen Coit. Cada uno interpretaba a dos personajes de los dos bandos, de forma premeditada por Kubrick, para crear confusión e indefinición entre "buenos y malos". En una batalla o conflicto bélico no importa quiénes sean los culpables. Simplemente es absurdo que la guerra se produzca. El personaje más empático lo encarna un jovencísimo Paul Mazursky, histriónico y exagerado pero fundamental en la película. Virginia Leith (chica campesina) y Frank Silvera completan el reparto.

 

El origen de 'Fear and Desire'

 

Corría el verano de 1950 cuando el joven Kubrick logró pergeñar un guion bélico junto a su amigo Howard Sackler. La historia se iba a llamar La forma del miedo y tendría solo cuatro protagonistas. Tras 30 días de rodaje en California y una financiación total de 53.000 dólares (colaboraron un tío suyo y su padre económicamente) la película pudo llevarse a cabo. Hubo una recomendación clave. El distribuidor Joseph Bursty sugirió modificar el título, quedando finalmente como Fear and Desire, cuyo estreno se produjo el 31 de marzo de 1953 en el Guild Theatre de Nueva York. No fue un éxito de taquilla pero muchos críticos de la época hablaron bien de ella.

 

Kubrick siempre trató de ocultarla, incluso comprando las copias que existían para que nadie las exhibiera. La odiaba. Por suerte, ahora podemos decir que podemos ver la filmografía completa del neoyorquino.

 

'Fear and Desire' Kubrick

 

Alberto Quintanilla es periodista, especializado en cine y cultura. Un redactor “todoterreno”. Ha escrito en multitud de medios, tanto impresos como digitales sobre todo tipo de temas: ELPAIS.com, CADENASER.com, IBLNEWS.com, INFOXXI.es, SPORTEC.com

 

 

Publicidad

Publicidad