Cultura

josé-luis-muñoz Por José Luis Muñoz

06 de febrero de 2013

MOVIE 43

MOVIE 43

José Luis Muñoz: Si esta serie de sketches descerebrados han sido montados para escandalizar a alguien, el estado mental de la sociedad norteamericana está mucho peor de lo que imaginamos

Ver todas las noticias de Cultura

MOVIE 43, de Elizabeth Banks, Steven Brill, Steve Carr, Rusty Cundieff, James Duffy, Griffin Dunne, Peter Farrely, Patrick Forsberg, James Gunn, Bob Odenkirk, Brett Ratner y Jonathan van Kavanaugh.  

 

La búsqueda por internet de una inexistente película fantasma y prohibida, la Movie 43 del título, por un grupo de adolescentes que responden al tópico de testosterónicos y descerebrados, sirve de excusa para que el espectador vea una serie de sketches que pretenden ser provocativos.

Movie 43, que se presenta como la mayor salvajada de Hollywood, es una gamberrada fílmica ciertamente pueril (la gamberrada se centra en una mezcla de escatología y sexo que debe de ser muy provocadora para la moralista sociedad americana, pero en Europa causa sonrojo) que quiere desatar la risa del espectador y no lo consigue en un 95%. Ni los retos plásticos a que se someten una pareja de adictos a esa cirugía, que protagoniza Halle Berry que se convierte en una especie de Carmen de Mairena negra; ni esa máquina de música que es un cuerpo de mujer, experimento machista al que Richard Gere metido en la piel de un publicista se presta; ni esos padres que educan con dureza de escuela de marines a su hijo escolarizado en el hogar, protagonizado por Naomi Watts; ni el duelo dialéctico entre Supermán y Batman, en el que Uma Thurman aparece de forma episódica y es lo peor de lo peor del conjunto; o el episodio de coprofilia, de muy dudoso gusto, consiguen levantar la más leve sonrisa.

Si esta serie de sketches descerebrados han sido montados para escandalizar a alguien, el estado mental de la sociedad norteamericana está mucho peor de lo que imaginamos. Si el público norteamericano adolescente consigue reírse con esa serie de vulgaridades encadenadas sin gracia, pues no les alabo el gusto. De todo el despropósito salvaría el bloque interpretado por Kate Winslet, en el que Hugh Jackman, con el que tiene una cita a ciegas en un restaurante muy cool, tiene los testículos en el cuello, una forma muy gráfica del castizo los huevos por corbata. Y no es que tenga gracia, pero es chocante. Aunque lo más chocante de este experimento que es Movie 43, que hace del mal gusto su leit motiv, es ver embarcados en el mismo despropósito a Naomi Watts, Kate Winslet o Uma Thurman, por ejemplo. Eso sí que es provocación. ¿Unas risas a cuenta del cine descerebrado para adolescentes, subgénero potente que es la antítesis del cine indie? Pues les salió a los realizadores el tiro por la culata y les alcanzó en plena cara.     

 

¿Esto es cine? De palomitas.

 

Cartel de Movie43

 

*José Luis Muñoz es escritor. Sus últimos libros publicados son Marea de sangre (Erein 2011) de La Frontera Sur (Almuzara, 2010), Llueve sobre La Habana (La Página Ediciones, 2011), Muerte por muerte (Bicho Ediciones 2011) Patpong Road (La Página Ediciones, 2012) y Bellabestia (Sigueleyendo.com 2012)

 

Publicidad

Publicidad