Cultura

joseluismunoz Por Luis Muñoz Diez

17 de agosto de 2012

Versos de Pasión, Paco Ayala

Versos de Pasión, Paco Ayala

Luis Muñoz Díez: Hoy contamos con la firma del poeta granadino Paco Ayala, que nos habla de su próximo poemario Versos de pasión, y nos permite leer uno de los poemas que contine el libro.

Ver todas las noticias de Cultura

 

 

Paco Ayala, habla de su próximo libro Versos de Pasión

 

Para finales del verano, se publicará mi libro de poemas Versos de Pasión, lo editará la fundación Ámbito Cultural de el Corte Inglés en Granada. La portada del libro y alguna lámina interior es obra de mi buen amigo, el pintor granadino de renombre internacional David Zaafra, mientras que el prólogo del mismo lo iba a escribir mi otro gran amigo, el periodista y escritor Enrique Seijas. Pero el destino ha hecho que falleciera recientemente, por lo que  este libro será un pequeño homenaje a su figura, tomando el relevo para prologarlo el también periodista Andrés Cárdenas, que fue compañero y amigo de Enrique Seijas, al igual que yo. El libro, además contará con unas 30 fotografías en blanco y negro, haciendo honor también a mi faceta como fotógrafo. El libro será uno más de la colección de libros publicados por dicha fundación en Granada, con prestigiosas firmas literarias en su haber. Tendrá unas 130 páginas y su presentación la haremos en la Asociación de la Prensa de Granada, presidida por Encarna Ximénes.

 

Silueta de novios: Venus y José  Paco AyalaEl título Versos de Pasión encierra en sí mismo la temática poética, que si bien nos induce a pensar que son versos de amor y desamores, pasión amorosa, que lo son en su mayoría, no es menos cierto que la pasión también existe en otras temáticas tales como la pasión por la amistad, pasión por los derechos infantiles, pasión por la soledad, pasión por las madres (en claro homenaje al poeta Manuel Benitez Carrasco), pasión por la belleza, pasión por los problemas socio-políticos, pasión por Granada, pasión por el erotismo, pasión por lo prohibido, pasión por la familia, y cómo no, “pasión por mi gran amigo Enrique Seijas”.

 

Esta variedad de “pasiones” harán que el libro sea un libro entretenido, que casi se podrá leer como si de prosa se tratara, con un lenguaje sencillo, sin extravagancias literarias, donde para cada estado anímico del lector/a encontrará unos poemas que podrá hacerlos suyos o escritos para él, o para ella, si es lectora, al menos, esa es siempre mi intención a la hora de escribir. Por lo que puede ser un buen libro de bolsillo o de cabecera.

Yo pongo pasión en todo lo que hago, en todo lo que escribo, y lo que es más, quiero transmitir esa pasión a los demás, con versos sentidos y vivencias cotidianas para el más común de los mortales, con sencillez y humildad, para hacer fácil la comprensión poética.

 

En el libro, la “Pasión” es con mayúsculas, pues el juego entre lo prohibido y lo políticamente incorrecto juegan un papel muy importante en todo el libro, haciendo cómplice al lector con mis secretos y devaneos sentimentales, porque, no vamos a negarlo, lo prohibido atrae. Siendo evidente que mis poemas son casi autobiográficos, trasluciendo sin tapujos, ni reparos, aquellos sentimientos que nos invaden en la vida cotidiana. En todo este pupurrí de poemas pasionales cabe destacar como ejemplo, el poema titulado   “Debería estar prohibido”, el que os adjunto, a modo de aperitivo:

 

 

 

DEBERÍA ESTAR PROHIBIDO (Paco Ayala)

 

Debería estar prohibido

conocer tu nombre,

ver tu sonrisa,

tenerte como amiga,

Sí, debería estar prohibido.

 

Amarte abiertamente, prohibido.

Gritar a voces tu nombre, prohibido.

Esbozarte una sonrisa, prohibido.

Hablarte sin recelos, prohibido.

 

Sentir el calor de tus senos en la noche prohibida.

Susurrarte al oído palabras de amor prohibidas.

Esparcir tu alegría de vivir prohibido.

Fundir nuestros cuerpos en un eterno abrazo prohibido.

Compartir tus intensas vivencias prohibidas.

¿Está prohibido?

Debería estar prohibido

 

Sí, debería estar prohibido:

Conocer tu nombre y no poder gritarlo.

Ver tu sonrisa y no poder compartirla.

Ser tu amigo y no poder hablarte.

No sentir tu calor en tus sueños.

Sentir latir tu corazón y no poder amarlo.

Tener una vida y no poder redimirla.

Estar a tu lado sin abrazarte.

Que de nuestra vida no seamos dueños.

Debería estar prohibido.

 

Prohibido, prohibidoo, prohibidooo...

Si no te puedo amar,

Si no te puedo abrazar,

Si no te puedo acompañar,

¿De qué me vale haberte conocido?

 

Deberías estar prohibida,

eres fruta del Edén,

dulce paladar,

bella de corazón,

inalcanzable,

droga para el alma,

droga para la mente.

Alegría de haberte conocido.

Alegría hasta la muerte.

 

Te deberían haber prohibido.

Publicidad

Publicidad