Cultura

juan-carlos-ortega Por Juan Carlos Ortega

19 de octubre de 2012

Poemas desde mi ombligo. Yolanda Sáenz de Tejada

Poemas desde mi ombligo. Yolanda Sáenz de Tejada

Hoy contamos con la firma invitada de la poeta Yolanda Sáenz de Tejada y su último libro de poesía, Poemas desde mi ombligo, (Huerga y Fierro en 2010)

Ver todas las noticias de Cultura

 

Yolanda Sáenz de Tejada ha publicado los libros de poesía: Tacones de azúcar (Premio Internacional de Poesía Sial, 2008) Farmapoemas (2009) así como dos antologías de “Poesía en el Palacio" (Ayuntamiento de Granada, 2008 y 2009). También ha publicado recientemente la novela Cada gota de tu vida (Alienta, 2012)

 

Su último libro de poesía Poemas desde mi ombligo (Huerga y Fierro, 2010) es un libro vital, tierno, atrevido, valiente. Y es que Yolanda tiene una personalidad fuerte, enérgica, intensa. En el amor, dulce y sensual; en el desamor, resuelta y expeditiva.

 

Sus versos son ágiles y cortos, su lenguaje, directo y coloquial, y al tiempo, brillante, cargado de imágenes y metáforas elocuentes. Yolanda emociona con poemas que hablan con aparente espontaneidad de historias cotidianas pero universales: el deseo de disfrutar de la felicidad, del placer y de la locura del amor, la espera, el encuentro furtivo, los besos. Otras veces, el engaño, las mentiras, las lágrimas, el hastío, la imposibilidad de perdón, pero tampoco de olvido. Y entre medias del amor y el desamor la fantasía. Yolanda está siempre presta a imaginar, a soñar, a volar, a introducirnos con ella en un mundo irreal que se entrevera con el real en su imaginación. Y de esa mezclan surgen fantásticas imágenes y juegos de palabras: “Llegas tarde y / yo te espero. / Se detiene el / aire al verte / llegar. / Juega entre tus / ojos y / tengo que / cerrar los míos / para no sufrir / un eclipse / en mi lunar…”

 

Yolanda Sáenz de Tejada nos muestra en Poemas desde mi ombligo las entretelas de su corazón, con claridad y pasión y con una imaginación desbordante que emociona y engancha desde el primer momento.

 

 

La poeta Yolanda Sáenz de Tejada.Yolanda Saénz de Tejada:

 

Poemas desde mi ombligo es una secuencia lógica de emociones cotidianas. A mí me encantan las partes en los libros, las separaciones temáticas, como si dividiéramos nuestro corazón en gajos recién abiertos a las sensaciones.

 

En este poemario os vais a encontrar una parte donde se ama obsesionadamente, de la misma forma que después se odia, una vez carnalizado ese amor.

 

Yo diría que soy más bien un cuentacuentos y que robo las historias para vivirlas. Este poemario es la excusa perfecta para hacerme un hueco en la piel de cada una de las historias que en él os cuento.

 

Por eso, os vais a ver reflejados en algunos de los poemas, estoy segura…

 

Gracias por leerme y por hacer posible que siga infectando el mundo de poesía.

 

 

Nota de la editorial

En Poemas desde mi ombligo no sólo están los versos que yolandasáenzdetejada (como ella escribe todo junto) nos ha regalado, sino muchos de los que está pariendo ahora, porque la autora, con este poemario, deja constancia de que la vida se le inyecta a través de los versos y que tiene tanto que contar, que no le caben dentro...

Por esto hemos querido publicarla, para que todos vosotros la disfrutéis con los ojos y con el pelo, con las venas y con los dedos; palpando cada una de las letras que, a veces inventadas por ella misma, Yolanda nos va regalando.

Cada poema de esta autora es una historia real. Su mayor inspiración es lo cotidiano, lo pequeño que ella hace grande cuando lo aliña con frescura y sensualidad. Así pues te encontrarás con poemas que no te dejarán indiferente, incluso poemas contados en un lenguaje hasta ahora desconocido por lo natural y cercano (por algo Yolanda es creativo de profesión). Poemas que escuecen en nuestras arterias, otros, que nos excitan y, como no, la mayoría que podemos masticar de lo real, de lo tierno y de lo cercano.

 

Poemas desde mi ombligo. Yolanda Sáenz de Tejada  

 

 

Deberíamos aprender de los niños a hablar con el corazón en lugar de con la lengua

 

Ojalá pierdas

el vuelo,

me dijiste amasando

tu dulce voz

en mi pelo.

 

Es fácil,

pensé yo...

 

Puedes morder

el avión

y masticar las alas

con tu lengua

hasta devorarlo.

 

Puedes, también,

aplastar

el aeropuerto

con tus besos

-esos que me comen

la mañana y la razón-

o

abrazarte desnudo

a mi torre

descontrolada

de control.

 

Y mientras pensaba

todo esto,

te miré...

(deseando

que perdieras

la cabeza

y el corazón).

 

Me dejaste en el aeropuerto.

Terminal B.

 

Quizá tus dientes no

hubieran aguantado

la chapa recén pintada

de mi vida,

o tu lengua se

habría oxidado

con las alas sin plumas

del avión.

 

Quizá deberías

-al menos-

haberlo intentado de otra

forma.

¿qué tal pedirme,

mi amor,

que me quedara?

 

Poemas desde mi ombligo de Yolanda Sáenz de Tejada está editado por Huerga y Fierro en 2010

 

Publicidad

Publicidad