Cultura

gonzalo-muñoz-barallobre Por Gonzalo Muñoz Barallobre

18 de enero de 2013

Meta Librería

Meta Librería

Lo artesanal siempre se nota

Ver todas las noticias de Cultura

Andábamos Carlos Javier y yo buscando el sitio idóneo para presentar la Galería de los invisibles. Al principio, pensamos en La Central de Callao, pero entre las dificultades de agenda que nos ponían y lo poco acogedor del espacio, la cosa no cuajó. Al poco tiempo, paseaba por mi barrio, Argüelles, y descubrí que habían abierto, en sustitución a una rancia tienda de reformas, una librería dedicada exclusivamente a la Filosofía. Al leer el nombre, no pude evitar sonreír: Meta Librería –sí, es un chiste sólo para filósofos. Se lo comenté a Carlos y decidimos ponernos en contacto con ellos. En menos de una semana, estábamos sentados con José Luis -un tipo afable y de fino humor-, concretando día y hora.

 

Dejando lo de la presentación a un lado, que parezco la encarnación de aquella máxima umbraliana: “he venido a hablar de mi libro”, diré que los amantes de la Filosofía tenemos mucho que celebrar. Sí, libros de filosofía encuentras en cualquier supermercado cultural –Palacete del Libro, Gnac, Corte armenio…-, pero lo que no vas a encontrar es criterio. Me explico, puedes ir y comprar lo que quieras, pero lo que no te van a ofrecer es a alguien que sepa bien lo que vende y que sea capaz de asesorarte. Además, no es lo mismo ir a un sitio, por lo menos yo lo siento así, en el que te traten como un cliente más –imposible hacerlo de otra manera, con la cantidad de gente que pasa por ahí-, que sin prisas y con mimo. A lo que se suma el ambiente que hay en una tienda de barrio: lo artesanal siempre se nota.

 

Nada más que añadir. Pasaos un día, elegid algo que os interese, sentaos en el cómodo sillón que ofrecen, al lado de una cafetera con galletitas, bajo la atenta mirada de una pared llena de retratos de filósofos, y dejad que una buena obra, de esas que te cambian para siempre, salga a vuestro encuentro.

 

Meta Librería

Publicidad

Publicidad