Cultura

"Sobre la visión y los colores", A. Schopenhauer

"Sobre la visión y los colores", A. Schopenhauer

La prestigiosa editorial Trotta presenta, por primera vez en español, uno de los textos más desconocidos de Arthur Schopenhauer en traducción de la reconocida especialista en su obra, y Catedrática de Filosofía en la Universidad de Sevilla, Pilar López de Santa María: Sobre la visión y los colores (2013, 160 pp. 15 €). 

Ver todas las noticias de Cultura

Sobre la visión y los coloresArthur Schopenhauer (1788-1860) es uno de los filósofos más conocidos a día de hoy, incluso en entornos no especializados. La traducción paulatina al español de sus obras (a la que Trotta ha contribuido considerablemente), así como el gran interés de algunos de sus dictados para entender nuestro presente, ha facilitado que sus libros sean de fácil acceso para el lector de habla hispana. Hace algún tiempo también dimos noticia en esta misma revista de la publicación de los Diarios de juventud del propio Schopenhauer: una joya literaria de enorme interés histórico.  

Lejos de lo que pudiera parecer, este escrito de tintes científicos que hoy presentamos -fruto del inusitado interés de Schopenhauer por el estudio de numerosas disciplinas, presente a lo largo de toda su vida-, Sobre la visión y los colores supone una obra de inexcusable lectura para entender su teoría del conocimiento de modo completo y exhaustivo. Un escrito en el que, por cierto, su autor tenía puestas grandes esperanzas. En el prólogo a su segunda edición de 1854, Schopenhauer escribía: 

He tenido cuarenta años para verificar mi teoría de los colores de todas las maneras y en múltiples ocasiones: sin embargo, mi convencimiento de su completa verdad no ha vacilado un solo instante, del mismo modo que la corrección de la teoría de los colores de Goethe me sigue resultando tan evidente como hace cuarenta y un años, cuando él mismo me mostró sus experimentos. 

El propio autor reconoce el carácter "secundario" de este escrito, en el que se enreda en argumentos y refutaciones al respecto de la teoría de los colores de Goethe, como hemos leído en la cita anterior. Pero no nos dejemos engañar: para Schopenhauer no existen cuestiones secundarias sino de un modo muy superficial, pues su sistema filosófico, como él mismo no se cansó nunca de repetir, se parece a "la Tebas de las cien puertas": todas conducen a un mismo centro, y en este sentido, también Sobre la visión y los colores supone un acceso privilegiado a su epistemología. Así lo reconoce Schopenhauer en el mencionado prólogo en un fragmento que merece la pena reproducir:

La atención que por fin ha dirigido el público a mis obras se ha extendido también a ese pequeño y temprano escrito [se refiere a la primera edición de Sobre la visión y los colores, publicada en 1816], pese a que su contenido solo pertenece en una pequeña parte a la filosofía y en su mayoría a la fisiología. Aun así, esta última parte en manera alguna resultará estéril al lector de orientación exclusivamente filosófica; porque un conocimiento más exacto y una convicción más firme de la naturaleza plenamente subjetiva del color contribuyen a comprender en mayor profundidad la teoría kantiana de las también subjetivas formas intelectuales de todos nuestros conocimientos, por lo que suponen una preparación filosófica muy adecuada para ella

La originalidad que jamás abandonó a la pluma de Schopenhauer también se hace presente en esta breve obra: "el contenido del tratado que sigue -aseguraba en la Introducción-, es una nueva teoría del color que se distancia por completo de las habidas hasta ahora ya en su punto de partida", con el añadido de que "será comprensible para todos". 

A las incursiones de este picajoso e ingenioso filósofo en el campo de la óptica, asunto que supone ya de por sí una razón más que suficiente para acudir a la librería a por un ejemplar, se une además un detalle de los que solo en casas editoriales de la calidad de Trotta tienen en cuenta: se trata de la -a veces- hilarante y desde luego enjundiosa correspondencia que Goethe y Schopenhauer mantuvieron entre 1814 y 1818, y que ocupa casi treinta páginas en el conjunto de este irrenunciable volumen, fundamental para interesados en filosofía en general así como para los estudiosos de la evolución de la teoría sobre la luz y los colores a lo largo de los siglos.

Newton, Goethe y Schopenhauer: un físico-matemático, un poeta y un filósofo; tres personajes que en apariencia poco tienen en común [pero que] quedan fascinados por un mismo fenómeno y dedican largas horas y prolongados esfuerzos a explicarlo. Y no es para menos: porque el que les ocupa no es un fenómeno cualquiera sino el primum primi de todos los fenómenos, la realidad omnipresente y universal que inunda y preside toda la vida de la naturaleza: la luz.

Pilar López de Santa María

 

 

 

Publicidad

Publicidad