Cultura

jaime-pacios-ramírez Por Jaime Pacios Ramírez

25 de febrero de 2013

Las hermanas Makioka, de Junichiro Tanizaki

Las hermanas Makioka, de Junichiro Tanizaki

Jaime Pacios: Las hermanas Makioka, obra capital de Junichiro Tanizaki, refleja con un ritmo excesivamente pausado, el mundo exótico y suntuoso de cuatro hermanas aristócratas, empeñadas en conservar un sagrado estilo de vida amenazado por el empuje de lo occidental.

Ver todas las noticias de Cultura

 

Junichiro Tanizaki (1886-1965) fue uno de los escritores japoneses, que junto a Kawabata y sobre todo Mishima, fueron capaces de saltar el enorme abismo cultural entre oriente y occidente, ya en pleno siglo XX. Está considerado el padre de la nueva novela nipona y algunas de sus obras se pudieron leer en España desde la década de los 60. Su vida abarca un periodo cambiante, confuso y   marcado por la traumática participación de su país en la segunda guerra mundial que tanto modificó la forma de vida y costumbres de este Imperio del Sol Naciente.
En este contexto se escribe el relato de estas cuatro hermanas de una familia aristocrática venida a menos tras la muerte de sus padres y del intento desesperado por mantener, más que una fortuna, un estilo de vida ancestral, que ya se tambaleaba por el poderoso influjo de occidente; mucho más amenazante tras finalizar la segunda guerra mundial.
El argumento quizá haya que buscarlo en la metáfora que supone la dificultad de encontrar marido para la hermana mediana, y por consiguiente para la pequeña, ya que el orden de los matrimonios los establece la edad y en ningún caso se puede saltar. Es, dicho de otra manera, el intento de la cuadratura del círculo matrimonial de una familia lo que marca el declive de los suyos, pero que vaticina también el desvanecimiento de las costumbres ancestrales de todo el imperio.
Hay un elemento naturalista en el planteamiento de la novela que nos acerca a autores europeos muy próximos a este movimiento como son Balzac o Leon Tolstoi. Me refiero al determismo de algunos personajes marcados por un pequeño incidente relacionado con su vida amorosa, pero con una trascendencia importante, debido a la estricta moral imperante . Estos personajes son las dos hermanas pequeñas, Yukiko y Taeko señaladas por este pequeño suceso que las estigmatiza y dificulta la delicada labor de encontrar un marido adecuado a su posición. Es un punto de partida que lo acerca y asemeja a las grandes novelas realistas del siglo XIX europeo, una novela contada con profusión de detalles que nos sumergen en una sociedad y una cultura tan contrarias a la nuestra.
Y en estos delicadísimos trabajos transcurre una narración esforzada en pintar, con una técnica de precisión de reloj japonés, los engranajes por los que se mueve, o movía, lo cotidiano; el día a día, de una familia embarcada en cerrar una política matrimonial que se les resistía por algún mal paso dado en el caminar de las hermanas más jóvenes. Junichiro Tanizaki se complace en escribir una extensa novela (576 páginas) que parece ser el canto del cisne del "modus vivendi" japonés. Algo así como un homenaje a miles de años de costumbres elevadas a rango de ley; leyes a punto de ser derogadas por la pujanza de un nuevo estilo de vida occidental, que incluso ya asumen algunas de las hermanas. Junichiro Tanizaki experimenta su maestría en dibujar la personalidad de sus personajes a través de sus lentos diálogos y situaciones domésticas, así como en la elaboración el fresco social japonés mediante la delicadeza descriptiva de las escenas costumbristas.
Las Hermanas Makioka parece ser un manual de estilo de las acendradas costumbres niponas. Un libro con un ritmo excesivamente lento y pausado que tiene poco que ver con la literatura de occidente de nuestro siglo. Es también el relato del día a día de lo que podría ser cualquier familia acomodada del japón de los años 30 y 40. Junichiro Tanizaki se esfuerza en detallar cientos de escenas que conforman la vida familiar como las visitas de amigos y allegados; el casi sagrado momento de vestirse un kimono y la elección de colores más acertados para sus complementos; o ciertas reflexiones acerca de la educación de los niños; las ceremoniosas reuniones con los pretendientes a marido de las hermanas solteras que centran el interés de muchas de sus páginas.
Las enormes diferencias culturales con Occidente hacen de esta novela un ejercicio difícil de leer por la carencia de un hilo argumental definido y una concepción del ritmo completamente opuestos. Resulta especialmente tediosos los interminables diálogos entre los personajes sobre asuntos cotidianos y familiares que, un europeo no le daría la más mínima importancia. Llaman la atención la importancia dada a los proyectos matrimoniales, más dignos de las antiguas casas reales que de una familia de una clase social venida a menos. Por contra, resulta muy interesante constatar la importancia dada a la belleza, a la delicadeza en el trato con los demás; al amor a las costumbres, a la naturaleza, a la música... características culturales de un país que luchaba por seguir manteniendo su idiosincrasia ante el empuje de lo occidental. Una excelente novela para conocer lo que fue el estilo de vida, el japanese wife of life, anterior a la guerra mundial.
Las hermanas Makioka, de Junichiro Tanizaki, Siruela 2013

Las hermanas MakiokaJunichiro Tanizaki (1886-1965) fue uno de los escritores japoneses, que junto a Kawabata y sobre todo Mishima, fueron capaces de saltar el enorme abismo cultural entre oriente y occidente, ya en pleno siglo XX. Está considerado el padre de la nueva novela nipona y algunas de sus obras se pudieron leer en España desde la década de los 60. Su vida abarca un periodo cambiante, confuso y   marcado por la traumática participación de su país en la segunda guerra mundial que tanto modificó la forma de vida y costumbres de este Imperio del Sol Naciente.

 

En este contexto se escribe el relato de estas cuatro hermanas de una familia aristocrática venida a menos tras la muerte de sus padres y del intento desesperado por mantener, más que una fortuna, un estilo de vida ancestral, que ya se tambaleaba por el poderoso influjo de occidente; mucho más amenazante tras finalizar la segunda guerra mundial.

 

El argumento de Las hermanas Makioka quizá haya que buscarlo en la metáfora que supone la dificultad de encontrar marido para la hermana mediana, y por consiguiente para la pequeña, ya que el orden de los matrimonios los establece la edad y en ningún caso se puede saltar. Es, dicho de otra manera, el intento de la cuadratura del círculo matrimonial de una familia lo que marca el declive de los suyos, pero que vaticina también el desvanecimiento de las costumbres ancestrales de todo el imperio.

 

Hay un elemento naturalista en el planteamiento de la novela que nos acerca a autores europeos muy próximos a este movimiento como son Balzac o Leon Tolstoi. Me refiero al determismo de algunos personajes marcados por un pequeño incidente relacionado con su vida amorosa, pero con una trascendencia importante, debido a la estricta moral imperante . Estos personajes son las dos hermanas pequeñas, Yukiko y Taeko señaladas por este pequeño suceso que las estigmatiza y dificulta la delicada labor de encontrar un marido adecuado a su posición. Es un punto de partida que lo acerca y asemeja a las grandes novelas realistas del siglo XIX europeo, una novela contada con profusión de detalles que nos sumergen en una sociedad y una cultura tan contrarias a la nuestra.

 

Las hermanas Makioka

 

Y en estos delicadísimos trabajos transcurre una narración esforzada en pintar, con una técnica de precisión de reloj japonés, los engranajes por los que se mueve, o movía, lo cotidiano; el día a día, de una familia embarcada en cerrar una política matrimonial que se les resistía por algún mal paso dado en el caminar de las hermanas más jóvenes. Junichiro Tanizaki se complace en escribir una extensa novela (576 páginas) que parece ser el canto del cisne del "modus vivendi" japonés. Algo así como un homenaje a miles de años de costumbres elevadas a rango de ley; leyes a punto de ser derogadas por la pujanza de un nuevo estilo de vida occidental, que incluso ya asumen algunas de las hermanas. Junichiro Tanizaki experimenta su maestría en dibujar la personalidad de sus personajes a través de sus lentos diálogos y situaciones domésticas, así como en la elaboración el fresco social japonés mediante la delicadeza descriptiva de las escenas costumbristas.

 muñeca de artesanía japonesa

Las Hermanas Makioka parece ser un manual de estilo de las acendradas costumbres niponas. Un libro con un ritmo excesivamente lento y pausado que tiene poco que ver con la literatura de occidente de nuestro siglo. Es también el relato del día a día de lo que podría ser cualquier familia acomodada del japón de los años 30 y 40. Junichiro Tanizaki se esfuerza en detallar cientos de escenas que conforman la vida familiar como las visitas de amigos y allegados; el casi sagrado momento de vestirse un kimono y la elección de colores más acertados para sus complementos; o ciertas reflexiones acerca de la educación de los niños; las ceremoniosas reuniones con los pretendientes a marido de las hermanas solteras que centran el interés de muchas de sus páginas.

 

Las enormes diferencias culturales con Occidente hacen de esta novela un ejercicio difícil de leer por la carencia de un hilo argumental definido y una concepción del ritmo completamente opuestos. Resulta especialmente tediosos los interminables diálogos entre los personajes sobre asuntos cotidianos y familiares que, un europeo no le daría la más mínima importancia. Llaman la atención la trascendencia de los proyectos matrimoniales, más dignos de las antiguas casas reales que de una familia de una clase social venida a menos. Por contra, resulta muy interesante constatar la importancia dada a la belleza, a la delicadeza en el trato con los demás; al amor a las costumbres, a la naturaleza, a la música... características culturales de un país que se afanaba en mantener su idiosincrasia ante el empuje de lo occidental. Una excelente novela para conocer lo que fue el estilo de vida, el japanese "wife of life", anterior a la guerra mundial.

 

Junichiro Tanizaki

 

Las hermanas Makioka, de Junichiro Tanizaki, Siruela (2013)

Publicidad

Publicidad