Cultura

paloma-marín Por Paloma Marín

20 de abril de 2012

Levon Helm: pulso y protagonismo desde el fondo del escenario

Levon Helm: pulso y protagonismo desde el fondo del escenario

El ritmo se queda huérfano: fallece una de las referencias musicales más importantes del último siglo. 

Ver todas las noticias de Cultura

Se ha ido pero nunca dejará de sonar. Tanto su exquisita forma de tocar como su canto: Levon Helm, uno de los baterías más especiales de la historia de la música americana, a los 71 años, deja tras de sí el legado de un maestro. Reconocidos ambos por sendos premios Grammy, Dirt Farmer (2007) y Electric Dirt (2009) fueron sus últimos trabajos, con la garganta ya tocada por culpa de un cáncer, y todo aquel que aprecie la energía de un hombre como él, hoy lo lamenta.

Aprendiendo los secretos de la carretera con Ronnie Hawkins y The Hawks, intermitentemente con Bob Dylan en su primera etapa eléctrica y por supuesto al micrófono y las baquetas de una de las mejores formaciones de todos los tiempos, tanto que no necesitaron ni buscar un nombre: The Band. Herencia para recordar siempre.

Ritmo, estilo, carácter; repertorio incombustible y adrenalina en las muñecas. El hombre de mirada limpia y sonrisa permanente nos dejó ayer, hoy es lamentablemente actualidad y mañana seguro estará presente.

 

Publicidad

Publicidad