Cultura

macarena-girón Por Macarena Girón

20 de agosto de 2012

Emir Kusturica & The No Smoking Orchesta: do you agree?

Emir Kusturica & The No Smoking Orchesta: do you agree?

El cineasta serbio junto a The No Smoking Orchesta, cerraba en Madrid la presente edición de los Veranos de la Villa en el Circo Price presentando “El tiempo de los gitanos”, música del film del mismo nombre (1988) revisada y convertida en ópera punk. 

Ver todas las noticias de Cultura

Un concierto de Kusturica y su banda siempre es una fiesta: una fórmula de espectáculo en la que la música no para nunca, acelerando poco a poco los temas para que el público que empieza palmeando acabe en un ritmo frenético, saltando, bailando y coreando los pegadizos estribillos de sus canciones.

El 31 de Julio el Price estaba repleto. No hay  teloneros así que los artistas esperan a que se llene la pista e irrumpen sin avisar. Entran arrasando, ofreciéndonos un aperitivo de lo que va a ser esta noche: un no parar. Ya desde el primer aplauso presenta a sus músicos, con el tema de La Pantera Rosa, enmarcando el show: un bajo, una guitarra, saxo, acordeón, un batería, un violinista y un cantante principal, y por supuesto el cineasta, con su guitarra eléctrica y haciendo las veces de director de orquesta. Una banda de veteranos que llevan grabando y recorriendo escenarios de medio mundo desde los ochenta.

Cada tema tiene su propia puesta en escena, ya sea abriendo con Emir batuta en mano en "Unza Unza Time", ofreciendo mini coreografías con todos los músicos acompasados avanzando hacia el público al más puro estilo Western, o subiendo chicas al escenario, algo que hizo hasta tres veces a lo largo del concierto (llegamos a contar cerca de 20 chicas en escena a las que bautizó como la No Smocking Dancing Orchesta.) La animación no cesa, Kusturica y su banda involucran al público madrileño sin esfuerzo.

No falta un poco de controversia: en la cuarta canción propone al público madrileño un test social, una única pregunta: “Do you agree, MTV?”  La gente ríe, se oyen silbidos y tímidos abucheos… Kusturica se explica: “una máquina de lavar cerebros”...  Nos lo vuelve a preguntar, esta vez la pitada es general, luego nos propone, si él pregunta “Do you Agree?” el público responde “Fucking Mtv!”.  Y así empieza el tema, el público se vuelca. “¡Olé Madrid!” Nos felicita en castellano. 

El concierto sigue, La Pantera Rosa como leivmotiv para ligar esa mezcla explosiva de ritmos, rock, punk, jazz, de música clásica y la siempre presencia de la música romaní que le caracteriza. Un espectáculo desenfadado, salvaje, entretenido, con esa especie de magia surrealista que envuelve siempre su trabajo. Maestro de ceremonias acompañado de una banda de excelentes músicos, que disfrutan y contagian esa fiesta a su auditorio.

El Tiempo de los Gitanos cuenta la historia de Perhan, el hijo de un soldado y de una gitana que vive con su abuela, su hermana minusválida y un tío que intenta seducir a la chica de la que él está enamorado. El joven Perhan se pasa los días soñando con su amada y maquinando la manera más rápida para hacerse millonario para pedir su mano. Más que una tragedia, parece una tragicomedia musical, que poco tiene de ópera, tan sólo en la estructura y las pinceladas clásicas.

El Tiempo de los Gitanos, 25 años después, vuelve con el mismo guión, sin perder su vigencia social y creativa, con temas tan candentes como la mendicidad infantil, la prostitución de mujeres, el valor de la familia o las tragedias individuales, todo a ritmo de rock y al más puro funk balcánico.

Emir Kusturika & The NoSmoking Orchesta ofrecieron un concierto de dos horas explosivo y surrealista, ante un público entregado que no paró de bailar ni un segundo. Una exitosa propuesta del Teatro Circo Price para su último concierto y una más que sobresaliente despedida para esta Edición de los Veranos de la Villa Madrid 2012.

 

Publicidad

Publicidad