Cultura

luis-delroto-laorga Por Luis DelRoto

31 de octubre de 2012

Concierto Sentido Público. 27-OCT-2012

Concierto Sentido Público. 27-OCT-2012

Una jornada apasionante de música, gritos al cambio y viento. Mucho viento.

Ver todas las noticias de Cultura

“Algo estamos removiendo”, me dice Jose Ángel Jiménez mientras nos acercamos a un refugio donde poder compartir unos minutos. Hoy, en el páramo de Rivas Vaciamadrid, junto al Auditorio Miguel Ríos, la tarde se revela con una ventisca que sacude por dentro y nos mantiene a todos un poco más despiertos. El día está siendo duro pero así debe ser. Ahora, a eso de las 18:30, Jose Ángel, que es miembro de la plataforma Salvemos Telemadrid y uno de los responsables de la organización de este festival _y de otras muchas más acciones_ está más tranquilo que al principio: “La cosa empieza a rodar, va cogiendo forma”. Y es que llevan aquí desde las 12.00 de la mañana. Trabajadores de todas las disciplinas audiovisuales imaginables se reparten las funciones en un intercambio constante y muy productivo, desde tareas de backstage hasta el servicio de una buena cerveza. La gente lo está pasando  bien, y eso es importante, pero no es suficiente. Hay otros objetivos no excluyentes. Concierto Sentido Público es un acto, según el propio Jose Ángel, al estilo años 80´: un día entero de actuaciones, lecturas, compromiso y mensajes de protesta y reivindicación. No es una manifestación igual a las demás, es una manifestación festiva cuyo hilo conductor son todos los artistas que voluntariamente se han sumado a la causa. El cartel es formidable, luego haremos un repaso de lo más destacado. Pero vayamos por partes.

Todo comenzó hace unos años cuando Esperanza Aguirre, de forma unilateral, hizo de la televisión pública madrileña su personal feudo de manipulación y distracción. Como respuesta a esta salvajada y por iniciativa de los propios trabajadores de la cadena se formó la plataforma Salvemos Telemarid, cuyas acciones llegaron a ser verdaderas hazañas. Lo de hoy es una más, en contra de muchas contradicciones y a favor de tantas otras soluciones. La base de la protesta es la salvación de la televisión pública y su defensa. A partir de aquí los nexos de unión con la defensa de la cultura, negada y acallada desde el Estado, la ciencia, abandonada poco a poco, la sanidad y la educación (¡qué disparate es este!) son inevitables. Estos y otros pilares básicos para sostener y hacer crecer a un país, mucho más necesarios, por poner un ejemplo, que la familia real, toman la  voz en cada intervención. Es una jornada que sirve para reafirmar la conciencia y mantener viva la llama. “Somos capaces y vamos a ir a por todas”, apostilla para terminar Jose Ángel de vuelta a la batalla. Es verdaderamente emocionante sentir el espíritu colectivo que hoy puebla el sureste de Madrid.

El público está disfrutando. Hay muchos jóvenes, muchos niños, familias, fans de unos y otros. Generaciones. La carpa que acoge los conciertos cada vez genera más calor. Al final del día habrán pasado por ella más de 6.000 personas. Terminará llena.

Al llegar coincidimos con Lichis, ahora Miguelito, de La Cabra Mecánica, junto a su mano derecha Fernado Polaino. Antes ya habían participado la Locomotora Big Band, que inauguró la jornada, Juan Diego Botto representando a la Unión de Actores, Majaicans, Salida Nula, las manifestaciones de Bomberos Quemados, Isidro Moreno de Miguel como voz del colectivo de Abogados de Oficio, Superskunk, Manolo Uvi, los enérgicos Garaje Jack, Moncho Alpuente junto a Manolo Calderón, el presentador oficial del festival, unos sorprendentes The Sweet Vandals… ¡Y por fin uno de los platos fuertes del día! Carburante del bueno: Kike Suárez ejecutando una lectura-beat, de acentos rítmicos e intensidad incomparables junto a la maravillosa melodía al acordeón de Begoña Larrañaga. Rescataré para la ocasión un par de párrafos:

“Pero también como usuario de lo público me jode infinito y me sube la bilis, y siento que me toman por imbécil, cada vez que nos dicen que estamos en el buen camino, que esto es por una buena causa, que antes estábamos derrochando ¿derrochar era tener una sanidad, una educación y unos servicios sociales casi decentes? ¡Pero si hace 3 años ya eran imperfectos y necesitaban urgente inversión! Y ahora que el dinero se lo llevan los intereses de deuda, los mercados y los bancos estamos en el buen camino…

Me ofende despojarme de mis derechos salariales y mis servicios sociales bajo las indicaciones de unos Mercados de cara invisible. Odio su boca sucia bendiciendo nuestros sacrificios. Ni a pronunciarnos deberían atreverse.”

Yo personalmente, después de esto, salgo con el pecho hinchado y las pupilas del corazón tremendamente dilatadas. Y todavía queda noche. Entre actuación y actuación aprovecho para beber unas cervezas, fumar y charlar por los camerinos con parte de la fauna que va y viene. Me sorprende de verdad el trabajo que están realizando todos los miembros de Salvemos Telemadrid, el movimiento que hay, las buenas caras, la amabilidad y por supuesto la materialización de este proyecto, que parece ir sobre ruedas. También el TACEE, ocupándose de todo el apoyo logístico, está siendo clave en el asunto. La pantalla de proyección que han montado como fondo de escenario es impresionante. Todo lo que se graba y proyecta en esta pantalla está en streaming HD ininterrumpido durante todo el día a una calidad sin precedentes en Internet. Por suerte pronto estará colgado en la página www.salvemostelemadrid.es.

Continúa la fiesta Rubén Pozo con su banda. Jose Luis Cano de Gomaespuma y Jose Luis Pazos, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres “Giner de los Rios” de Madrid, intervienen antes de Ana Curra. Después Leo Bassi, disfrazado e irreverente, ofrece su espectáculo loco y tras él Def Con Dos y su particular huracán subversivo. Estamos en el punto álgido del festival y La Excepción lo corrobora con un cierre espectacular. Geniales. Al finalizar todas las actuaciones los organizadores toman el escenario para decirle al público que otra televisión pública es posible y que saben cómo hacerla. Ahí queda eso.

En definitiva se trata de sumar energía a la potencialidad del cambio. Sumar ideas, propuestas de base REALMENTE PÚBLICA, conciencia histórica, fuerza. No sobran festivales de este tipo en España y es una verdadera pena. Esperemos que lo de hoy sea un referente de movimiento y surjan nuevas propuestas porque de verdad funcionan. La música no debe desvincularse de su tiempo. Me refiero a la música de verdad. Por eso también es que estoy escribiendo esto ahora. A más de uno le echaba yo a la hoguera…

Publicidad

Publicidad