Cultura

luis-delroto-laorga Por Luis DelRoto

30 de diciembre de 2012

Personajes del año en Travelarte Música. (Parte II)

Personajes del año en Travelarte Música. (Parte II)

Sigue la lista de los personajes más destacados del 2012 en Travelarte Música.

Ver todas las noticias de Cultura

En esta segunda entrega de los Personajes del Año quedará clara, espero, la sinergia entre la música y sus alrededores. El hecho de trabajar a favor de un bien común, como es el reconocimiento de una disciplina tan importante como la nuestra, requiere unos factores de base que son la calidad, la diversidad, el corazón, la trascendencia y el respeto. Se trata de unir fuerzas a través, por un lado, del trabajo propio, y por otro, como dicta el evangelio, del apoyo al ajeno. Las canciones y la composición de las letras y de las melodías, los directos incluso, las grabaciones, la inspiración en general, se encuentran, bien es cierto, en un terreno independiente, son en sí mismos, algo así como el mundo de las ideas de Platón, o como dice el Gran Bob, siempre estuvieron, están y estarán ahí… Pero lo que les da sentido real (terrenal) es su alcance, no cabe duda, ya sea a un público menos masificado y más estricto que viceversa. Repito lo dicho, espero que quede claro a lo que jugamos. Es una simple noción de la realidad.

 

 Kike Suárez “Babas”

Con ciertos personajes faltan y sobran las palabras a la vez, por eso es tan bonito el trabajo de encontrar las acepciones precisas, las que dan con la cave, par descifrar en unas pocas líneas lo que alguien significa para ti. Kike, como tantos y muchos es único, lo que ya es de recibo, pero pasa que ésta singularidad la lleva al extremo y esa cualidad es una virtud por si misma que choca, tradicionalmente, con la concepción propia de virtud. Bien. Los pro-límites sabemos a qué nos referimos cuando creemos que, caminar por la línea, en esto del arte, es virtud, es decir, posibilita un buen resultado final. La entrevista que realicé al Babas fue el comienzo de una relación muy especial, y es que yo le sigo desde los comienzos de La Desbandada, pero a raíz del conocimiento personal, uno empieza a indagar más y más y, joder… ¡bendita la madre que lo parió! Es clave su figura, al menos para mi (y sé que no soy el único). Su posición me reafirma en la mía. Nadie escribe canciones como él, ni como yo, y ¿por eso hay que quedarse en el sitio? Se pueden hacer tantas cosas como uno quiera y cruzar tantos campos como te encuentres en la vida, indiferentemente sean, de tulipanes al alza __se agradece__, que de amapolas rojas, en descampados urbanitas, que también enriquecen la perspectiva. Un ejemplo de verbo y vida. Kike Suárez.

 

Cludio Gabis

La mañana que me encontré con este "Gurú" recuerdo notar algo importante en el ambiente, un reflejo de eternidad, una especie de densidad artística. Como siempre he dicho, yo escribo desde mí mismo, me da igual __ entiéndase bien__  lo que  piense la gente de la eternidad. Si la siento esta conmigo, y así fue…

Pues eso, el caso es que Claudio, aquel día, me enseñó, entre tantas cosas, lo que solamente puede enseñar un padre: “cogé el caramelo y chúpalo hasta morirte de placer, pero cuidado con no atragantarte que entonces te morirás de angustia”. Esto último sale de mi imaginación, me lo invento recordando su mirada. La esencia del mensaje no cambia. Una mañana inolvidable. Yo me dedico a esta labor por convicción y egoísmo, me encanta expresar y noto necesaria mi expresión según la muestro porque creo que el alcance, aunque mínimo, crea movimiento, pero también necesito charlar como charlo con hombres como Claudio, por mi propio bien. Después de mi encuentro con él, y con la perspectiva que el tiempo me da, puedo afirmar que estoy más cerca. Punto. ¡Por los besos que otorgan verdad! ¡Por el Blues! ¡Por Claudio Gabis! ¡Salud!

 

Pablo Galiano

Pablo es un escritor de canciones nato. Ahora mismo anda metido en lo que será su segundo largo, un disco que seguro le consolidará como lo que es, el cantante-compositor más potente e interesante de una generación. Pero se trata de repasar el año que sale y no de adelantar el que entra. A Pablo también tuve el placer de entrevistarle después ya de compartir noches, algún que otro escenario e incluso manager. Es un tipo estupendo y cada vez más comprometido con su causa. A mí me ha infundido, gracias a sus ojos y a su palabra, y por supuesto, gracias a una manera extremadamente sensible que tiene de interpretar las canciones, suyas y de otros, un respeto enorme, y eso no pasa todos los días. Como otros personajes de la lista, Pablo podría haber protagonizado unas cuantas entradas este año, es por eso que también entra en el Top10. 

En este amante del Arte, el Blues y el Verbo, late una luz que en ningún caso entra en conflicto con la oscuridad que inunda sus canciones, es una compensación exacta, una suma que amplificada por su torrente de voz, siempre afinado el cabrón, te sumerge en un estado de riqueza espiritual. Al infierno, e incluso más abajo iremos, pero antes con Galiano, a dignificar el precipicio de la vida.

 

Estación Sonora

Este programa de radio independiente es sencillamente la hostia, y es cierto que su presencia en nuestros contenidos en este año 2012 es inexistente, pero tan solo en lo práctico, teóricamente siempre me acompañan. Raúl Molina y David Muñoz saben montárselo bien. ¡Qué pareja! No es casualidad que su manera sea para mí un ejemplo de profesionalidad extrema: llevan currando como hijos de puta 14 temporadas sin ver un solo duro, por amor, por convicción, por satisfacción, y claro, uno se queda helao. Mi intención en un primer momento fue entrevistarlos el mismo día en que inauguraban temporada, creo que fue a finales de septiembre o principios de octubre, y teníamos todo apalabrado y dispuesto; según salieran del programa (creo que los invitados eran LePunk), a eso de las 22.00 horas, quedaríamos en el bar de la esquina frente al Mercado de Las Agulilas en Aluche y le daríamos caña. Una llamada de socorro a media tarde a la que tuve que atender físicamente frustró lo acordado. Lo entendieron y lo agradezco, todos tenemos imprevistos. El caso es que por unas cosas y otras lo hemos dejado pasar, pero esta unión en fondo y forma es un sujeto independiente que moviliza la escena musical de norte a sur y de este a oeste, y eso es algo acojonante. Ya habrá tiempo de ejecutar el fallido plan.

Raúl y David actúan como si de un juego se tratara y por eso los queremos tanto, y es que además en realidad se lo toman muy en serio. No me gusta lo “endogámico” y no quiero malentendidos, como ya he dicho antes la relación de años con ciertos personajes me privan de una objetividad académica, y me da igual, ahora bien, lo que digo es veraz e incontestable. Queda pendiente una cita, y es que en realidad estaba esperando al 2013, que sé que es vuestro número y posiblemente sea vuestro mejor año. Estación Sonora es, según una de las tantas expresiones que vuelven del pasado para ponerse otra vez de moda: ¡Total!

 

Javier Krahe

Ya me han dicho más de una vez, desde que Javier Krahe y yo nos encontramos lo siguiente: “¿cómo un país como éste ha podido dar a un tipo tan genial?” Yo me quedo con la segunda mitad de la cuestión, entiendo lo que quieren decir, pero no creo que España sea un país menor en lo que a las artes se refiere. El caso es, ¿cómo puede haber un tipo tan genial? Pues lo hay y además, en lo que a mi respecta, muy amable. La noche en la que se celebró el Homenaje al Maestro Reverendo en la Galileo Galilei yo había sido invitado por una buena amiga y me encontraba en el “palco” superior, junto a todos los participantes y gente de prensa. Krahe tocaba el cuarto o quinto y aguardaba su turno a dos mesas de mí. Yo esperé a que su actuación concluyera algo temeroso de que después abandonara la sala perdiendo así la oportunidad de “asaltarle” (hacía mucho tiempo que esperaba encontrarle). Pero no fue así, volvió a su sitio con su atractiva acompañante. Esperé incluso unos diez minutos más hasta que no pude controlarme:  

__ ¿Qué tal Javier? Soy Luis, encantao…

__ Muy bien, cuéntame.

__ Me encantaría tener una cita contigo, ¿cómo podemos hacerlo?

__ Pues mira, no te veo muy bien, _ (yo estaba totalmente a contraluz)_  pero apunta mi teléfono…

Etc…

A los pocos días quedamos y la verdad es que la cita estuvo muy bien. He de decir que una vez apagada la grabadora, lo que se suele conocer como conversación off the record, Krahe estuvo espectacular. Fueron quince minutos de risas constantes y mutuas, junto a Canito, sin duda uno de los momentos más bonitos que recuerdo de lo que llevo  de redactor en Travelarte. Es el Personaje más importante e interesante con el que me he cruzado, por lo que seguro no le importa estar como décimo en la lista, realmente se la pela. En la Calle Pez, para volverle a ver, andaré con tres ojos, Krahe es resvaladizo…

Publicidad

Publicidad