Cultura

luis-delroto-laorga Por Luis DelRoto

08 de febrero de 2013

Soledad Ruel "Sol": ¡Qué viva la vida!

Soledad Ruel "Sol": ¡Qué viva la vida!

Sol exhibe su talento en cada canción y nos conecta con la tradición más bella, el canto cercano. Este domingo día 10 podremos disfrutar de su directo en el "Ni Tan Tarde", Calle Huertas 53, Madrid. Todo un lujo para los oidos.

Ver todas las noticias de Cultura

FICHA TÉCNICA: Nacida en Galicia, a muy temprana edad Sol conoce su segundo hogar, Caracas. En esta ciudad es donde su conexión con la música se hace total ya desde muy joven. Su evolución vocal se hace notar entre sus contemporáneos hasta convertirse en una auténtica cantante profesional versátil y cercana a todo lo que tenga que ver con los ritmos y melodías latinoamericanas, así su repertorio se compone de canciones emblemáticas de Brasil, Cuba, Puerto Rico, Perú, Argentina y Venezuela. Los espectáculos de Sol son un viaje tan atractivo como inolvidable y en estos momentos gira junto a los músicos Rogelio Sousa en percusión y Adrián Alvarado en guitarra, una autentica gozada.

 

Para nadie es nuevo, por lo menos de una generación para acá, el microbarrio que comprende el territorio lascivo que va desde la Calle Colón hasta la Gran Vía es un nido de putas, drogas, chaperos y demás inframundos, esto es para mí la “Malasaña Oscura”, cuyo intento de renovación y limpieza por parte de los comerciantes y dueños de locales al uso está dando gradualmente sus frutos. Un buen ejemplo es el Fever (Valverde con Desengaño), donde estamos hoy, un antiguo “puti” reconvertido en discoteca y sala de conciertos. La barra americana sigue intacta en el escenario, como siempre sugerente y atractiva. Es un gran lugar para escuchar a una gran cantante. Yo personalmente tiendo a rechazar las modas, así que nada mejor que una “antirussianred” para la ocasión. Soledad Ruel, Sol, es energía sensual y latina, nada que ver con las lechosas indies asexuadas con voz de pajarillo anglo. Tras la impresionante actuación…

 

DelRoto: ¿Qué es ese cuaderno?

Sol: Es un cuaderno que me regaló Tábata, que es la bailarina que ha salido antes, que era de su madre. Ella lo utilizó hasta la mitad y como su mamá es una fuente de sabiduría y me quiere un montón lo he heredado y ahí es donde apunto el repertorio.

DelRoto: El dónde y el cómo apuntas los repertorios es realmente importante y significativo.

Sol: Además la ilustración es una copia de un Monet.

DelRoto: Además amante del arte plástico…

Sol: Mucho, mucho…

DelRoto: Creo que se nota en tu canto, que es maravilloso, a mi me deja muy bien anímicamente. Sin una voz adecuada muchas canciones no tienen un sentido completo.

Sol: Por eso hago música de corazón, el género es de Corazón.

DelRoto: Si, antes al ver nuestros pelos has soltado “¡Naturaleza!”…

Sol: Eso es lo mejor, ya lo creo yo que sí…

DelRoto: Esta noche me ha costado mucho traerte hasta aquí, para compartir este rato juntos, pero cuanto más me hacías esperar más me apetecía, eso también es natural…

Sol: Totalmente…, ¡Todo es natural!

DelRoto: A mi me gustan los olores fuertes, sobre todo de mujer…

Sol: Olor a humanidad…

DelRoto: Yo nunca había hecho una entrevista después de un concierto, siempre quedo con la peña en otra tesitura, bueno, con la chicas de The Clams a alguna si que la pillé después pero eso era otro rollo…, lo que te digo es que es inevitable comentar. Cuando cantas en castellano…, ufff, no es que tenga nada ni mucho menos en contra del brasileiro, ahora ando descubriéndolo, es muy intenso, pero el castellano nena…, te queda…

Sol: Es el idioma más bonito y el más difícil…

DelRoto: Pues te sale que flipas, el bis ese que has hecho, ¿qué es eso?

Sol: En realidad es música venezolana pasada por un poquito de flamenco, porque claro, la música folcklore venezolana viene o se genera desde el flamenco y la guitarra española, y lo que hemos hecho con ese tema es volver a la raíz, coger una antigua canción venezolana y meterle ahí el flamenco un poco por burlerías pero a lo bestia…

DelRoto: Me gusta tu voz temperamental, a mi no me suelen gustar las mujeres cantantes, la voz femenina, muy pocos casos vaya, me gustan más siempre que tengan una potencia grave. El otro día te vi por primera vez y me gustaste la verdad…

Sol: Que piropo me acabas de soltar…

DelRoto: En esta tarde de lluvia tú eres el chocolate caliente de todos nosotros, como antes has dicho, era una tarde para quedarse en casa con un buen chocolate caliente…, no sé, yo prefiero lo que tengo delante.

Sol: La verdad es que ha hecho un día… ¡y han venido a verme!

DelRoto: ¡Ya basta! ¡Hay que darle alma a todo esto! ¿Cómo nos vamos a quedar en casa por cuatro gotas? Y por cierto, me choca el contraste entre los dos músicos que te acompañan, mientras el guitarrista es tremendamente virtuoso el percusionista es muy, muy visceral…

Sol: Rogelio es mi tierra y Adrián mi viento…

DelRoto: ¡Funciona!

Sol: A mi me funciona muchísimo y aprendo un montón, y además los dos son mis amigos, hermanos de guerra desde hace…, ya hace unos años, pero claro, como están las cosas en Madrid, en España y en el Mundo pues no se puede vivir exclusivamente de la música, entonces los tres hacemos otras cosas fuera para salir adelante y estar dentro de esta sociedad tan exigente, sin embargo siempre hay un día y ¡siempre es el domingo!

DelRoto: De ahí la fuerza que trasmitís, es ya una resistencia poética…, pero hoy no bailaste…, el otro día te animaste ahí…

Sol: Es cierto, hoy no…

DelRoto: ¿Compones?

Sol: Yo más bien descompongo…

DelRoto: Me encantaría escuchar tus descomposiciones…

Sol: ¿Sabes que pasa Luis? Cuando canto elijo compositores que son…, lo siento si parezco arrogante pero me da igual, pero son compositores muy especiales y a la hora de exponer una sensación mía o un poema mío o algo mío me surge el máximo respeto por la música y de hecho hoy ha ocurrido algo que no me ha pasado en mi vida, y ha sido por auténtico respeto a la música.

DelRoto: Yo lo he visto y lo he aplaudido, dejémoslo ahí…

Sol: En puntos suspensivos…

DelRoto: Muchas gracias Soledad, ha sido un placer el concierto y la charla, encantadísimo…

Sol: Igualmente animal…

 

Publicidad

Publicidad